Saltar la navegación

Sistema Internacional de Unidades

Unidades de medida tradicionales

Una unidad de medida es un patrón que nos indica una cantidad de la magnitud que queremos medir (peso, longitud, capacidad, tiempo, etc).

Multiplicando o dividiendo dicho patrón obtenemos mediciones más grandes o más pequeñas.

Las primeras unidades de longitud estaban relacionadas con el cuerpo y con objetos cotidianos:

  • La longitud se medía en palmos, brazas, pulgadas, varas...
  • La capacidad se medía según la cantidad de líquido o grano que cabía en un recipiente (fanega, odre, etc).
  • El tiempo se medía según la posición del sol, el ciclo de las lunas...

Eran maneras prácticas de medir que utilizaban los recursos disponibles en el entorno, pero tenían un grave inconveniente y es que las unidades de medición eran diferentes de unos lugares a otros.

Surgió la necesidad de utilizar unidades constantes, que no variaran de un lugar a otro.

Después de un largo proceso se adoptó el Sistema Internacional de Unidades de Medida que, con la sola excepción de tres países, se utiliza actualmente en todo el mundo.

Sistema Internacional de Unidades

Los científicos han acordado un conjunto de unidades para medir de manera estándar las magnitudes como el tiempo, la longitud, la capacidad, la masa, etc. que conforman lo que llamamos  "Sistema Internacional"

Este Sistema Internacional garantiza que las unidades de medida:

  • Sean constantes: deben proporcionar el mismo valor independientemente de quién realice la medición, de dónde y cuándo se realice.
  • Sean universales: se utilizan en todos los países.

También acordaron unas reglas para escribir correctamente las unidades, por ejemplo:

  • Los símbolos de unidades se escriben con letras minúsculas por ejemplo: segundo se escribe "s", metro "m", kilogramo "kg"
  • Los símbolos de unidades nunca llevan punto y no tienen plural 10 gramos se escribe 10 g
  • La unidad se escribe siempre después del número, aunque sea en forma decimal: 1,60 m y no 1 m 60.