El viernes me fui con mis padres y mi hermana a Cuenca y vimos unas casas colgadas en una calle muy pequeña. En esas casas hay un museo.

Las casas dan miedo porque están en el borde y desde los balcones se ve el precipicio y muy abajo unos caminos así que dan mucho miedo y por eso creo que no vive nadie ahí.

Daban miedo las casas porque si tú vives ahí parece que te vas a caer.

Karen 3ºA