Un día de verano fui a ver a mi hamster. Le puse agua, serrín y comida. Luego me dormí la siesta.

Mi madre me despertó y me dijo que nos ibamos a la piscina. Cuando llegamos de la piscina fuimos a ver al hamster y vimos que había muerto. ¿Por que?

Dice mi madre que los hamster viven dos años. Yo me lo tomé mal porque recordaba muchas cosas del hamster. Recuerdo que le gustaban las pipas y el agua y un poco de lechuga. Así fue mi aventura con el hamster.

KAREN (4ºA)