La Educación Primaria comprende seis cursos, de los seis a los doce años de edad.

La finalidad de la Educación Primaria es proporcionar a todos los niños y niñas una educación que permita afianzar su desarrollo personal y su propio bienestar, adquirir las habilidades culturales básicas relativas a la expresión y comprensión oral, a la lectura, a la escritura y al cálculo, así como desarrollar habilidades sociales, los hábitos de trabajo y estudio, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad.

Las áreas que se imparten son:

  • Lengua castellana y Literatura

  • Lengua extranjera (English)

  • Matemáticas

  • Natural Science

  • Social Science
  • Artistic Education-Music (Música)

  • Artistic Education-Art and Crafts (Plástica)

  • Physical Education (educación física)

  • Religión o Valores según la opción elegida

  • Tecnología y recursos digitales

 

En el marco de la propuesta realizada por la Unión Europea, estas áreas de aprendizaje están diseñadas para desarrollar las competencias básicas que todos los alumnos deben haber adquirido al finalizar la etapa de educación obligatoria y que constituyen la base de un continuo aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Las competencias básicas son, pues, aquellos conocimientos, destrezas y actitudes que todos los individuos necesitan para su realización y desarrollo personal, para su inclusión en la sociedad y para su incorporación al mundo del empleo.

  1. Competencia en comunicación lingüística.

  2. Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología.

  3. Competencia digital.

  4. Aprender a aprender.

  5. Competencias sociales y cívicas.

  6. Sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor.

  7. Conciencia y expresiones culturales.

    Las competencias básicas tienen las siguientes características:

  • Promueven el desarrollo de capacidades más que la asimilación de contenidos, aunque estos siempre están presentes a la hora de concretarse los aprendizajes.

  • Tienen en cuenta el carácter aplicativo de los aprendizajes, ya que se entiende que una persona “competente” es aquella capaz de resolver los problemas propios de su ámbito de actuación.

  • Se fundamentan en su carácter dinámico, ya que se desarrollan de manera progresiva y pueden ser adquiridas en situaciones e instituciones formativas diferentes.

  • Tienen un carácter interdisciplinar y transversal, ya que integran aprendizajes procedentes de diversas disciplinas académicas.

  • Son un punto de encuentro entre la calidad y la equidad.

Por una parte, con ellas se intenta garantizar una educación que dé respuesta a las necesidades reales de la época en la que vivimos (calidad). Por otra parte, se pretende que sean asumidas por todo el alumnado, de manera que sirvan de base común a todos los ciudadanos y ciudadanas (equidad).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies