Estamos viendo un concierto dedicado a la música de Chopin. Nos están contando la infancia de este músico y la de horas que tenía que practicar.
Aunque pensando bien, no es que fuera pesado. Tocaba canciones alegres, tristes, y sobre todo muy románticas.